Falsos mitos sobre el vino

Que si el vino blanco es solo para pescado y el tinto para carnes, que si el vino rosado es una mezcla del vino blanco y el tinto, que si el corcho es mejor que el tapón de rosca… Son muchos los rumores en torno al mundo del vino pero no son del todo ciertos. ¿Te animas a descubrir los falsos mitos del vino?

  1. Si el vino es más viejo, mejor.

No todos los vinos tienen la estructura adecuada para ganar calidad con el paso de los años. Solo son unos pocos los afortunados. La mayoría de los vinos tienen un tiempo óptimo de consumo.

  1. El tinto para carne y el blanco para pescado

Cierto es que el vino tinto es mejor acompañante de los platos más fuertes y el vino blanco para más suaves. Pero al final consiste en maridar la comida de forma equilibrada, para ello lo mejor es analizar y combinar los sabores de la comida con el vino.

  1. El cava para el postre

Lo más habitual es utilizar el cava para brindar al final de una comida mientras estamos degustando el postre, pero posiblemente sea más tradición que otra cosa. De hecho, tomar un Cava Brut con un postre dulce puede llevarte a que todas sus propiedades desaparezcan por la cantidad de azúcar que posee el postre.

  1. El vino rosado es una mezcla entre vino blanco y tinto

No. Cuando elaboramos un vino rosado se realiza mediante la “maceración parcial”, es decir, el proceso consiste en realizar una fermentación del mosto junto con las partes sólidas de las uvas como semillas y piel durante un periodo de tiempo muy corto. Por esta razón su color es más clarito que el tinto.

  1. El vino blanco se sirve frío, el tinto del tiempo

No todo el vino blanco se sirve frío ni todo el tinto a temperatura ambiente. Cada vino necesita su temperatura adecuada para conservar todas sus propiedades.

  1. Si el tapón es de rosca el vino es malo

Posiblemente por cultura todos pensamos que el tapón de corcho da más calidad y seguramente un precio más caro al vino. Pero eso no es señal de que un vino de rosca sea de mala calidad o que los tapones de rosca sean malos. Al contrario, pueden ser la mejor elección para vinos que se consuman jóvenes.

  1. Oler el corcho te dirá si el vino es bueno o malo.

La realidad es que el corcho siempre va a oler a corcho… no te va a aportar demasiada información olerlo. Lo que sí que te va a aportar información es el estado de ese corcho, es decir, debes fijarte en si el corcho está entero y por supuesto en si hay algún trozo dentro de la botella. Si el vino está bueno o malo lo sabrás cuando lo cates.

  1. Elige un Ribera o un Rioja y nunca fallarás

Esto puede ser tan cierto como falso como tan bueno o malo sea el vino. Los vinos con denominación de origen tienen la garantía de haber sido elaborados bajo unas condiciones determinadas. Pero eso no significa que el vino sea una calidad estupenda o que te vaya a encantar.

  1. La forma de la copa no influye en el contenido.

Cuando un vino es malo…da igual en la copa que lo sirvas, va a seguir siendo malo. Lo cierto es que hace relativamente poco han aparecido estudios en los que se demuestra que la forma de la copa influye en la manera que olemos y saboreamos el vino.

Artículos relacionados

helado-de-vino

Helado de vino tinto

Empieza la cuenta atrás para el verano, concretamente quedan 7 domingos para darle la bienvenida. El postre por excelencia del verano es el helado. Si

Leer Más >