auditoria no anunciada

Superamos la primera Auditoría no anunciada

El pasado mes de abril superamos nuestra primera auditoría no anunciada bajo los estrictos estándares de calidad y seguridad alimentaria IFS Food y BRCGS Food.

Las normas BRCGS (British Retail Consortium Global Standard, fundada en 1996 con el nombre de BRC) e IFS (International Featured Standard, fundada en 2003 como International Food Standard) son certificaciones de calidad y seguridad alimentaria con reconocimiento internacional, amparadas por la Iniciativa Mundial de Seguridad Alimentaria (GFSI).

Si bien, inicialmente, ambas normas fueron desarrolladas por las cadenas de distribución (anglosajonas en el caso de BRC, franco-alemanas, en el caso de IFS) para establecer los criterios de homologación para sus proveedores con objeto de garantizar el máximo nivel de protección a clientes y consumidores, actualmente son usadas por todo el sector de alimentación como referencia de calidad y seguridad alimentaria. De hecho, tanto BRCGS como IFS, han desarrollado nuevos protocolos aplicables a empresas no alimentarias, como pueden ser empresas dedicadas a actividades logísticas (Ej. IFS Logistics, BRCGS Storage and Distribution) y de fabricación de envases (Ej. IFS PACsecure, BRCGS Packaging Materials). Estos nuevos protocolos en muchas ocasiones son utilizados a su vez por las empresas del sector agroalimentario para evaluar a sus proveedores.

El reconocimiento global de las marcas IFS y BRCGS se debe al rigor del proceso de evaluación, capacitación del equipo de auditores y a su elevada exigencia en aspectos relativos a:

  • Compromiso del equipo directivo
  • Plan de seguridad alimentaria APPCC
  • Sistema de gestión de calidad y seguridad alimentaria
  • Normas relativas a instalaciones y equipos
  • Control de producto y de procesos
  • Requisitos del personal

Actualmente, estas normas contemplan la posibilidad de superar auditorías no anunciadas, como un paso más en la transparencia de las organizaciones.

Se trata de auditorías en las que el equipo auditor se presenta sin previo aviso a las instalaciones y al que se le debe permitir el inmediato acceso para proceder a la evaluación de la totalidad de los requisitos.

Tras más de 15 años desde la primera auditoría de BRCGS y 10 años desde la primera auditoría de IFS, disponemos de un sistema sólido, con una larga trayectoria, que ha ido consolidando todos los cambios normativos y reglamentarios, así como las expectativas, necesidades y requisitos de nuestros grupos de interés.

Durante este periodo, se ha ido fraguando una cultura de calidad y seguridad alimentaria, clave para conseguir personas implicadas en su trabajo, con sentido de pertenencia a la organización y motivadas para la consecución de los objetivos del sistema de gestión.

La reciente superación de la auditoría no anunciada confirma la interiorización de los requisitos en nuestra forma de trabajar y nos anima a seguir esforzándonos cada día por seguir avanzando en el camino de la mejora continua.

 

 

Artículo escrito por:
Laia Esteve,
Directora de Calidad y Sostenibilidad

Artículos relacionados